logo care plus
VolverVer más publicaciones

Salud respiratoria: mitos y verdades

22-11-2019

En nuestro blog Cuida de ti disfrutamos descubriendo aquellos mitos que hemos tomado como ciertos desde siempre pero que, sorprendentemente, no tienen ninguna base científica que los respalde. O, al contrario, algunas verdades que nos cuesta creer. Hoy le toca el turno a la salud respiratoria, una gran protagonista en nuestro cuerpo y también en las estaciones más frías del año debido a los temidos resfriados. ¿Te animas a adivinar cuáles son falsos mitos y cuáles son verdades? ¡Empezamos!

  1. 1Pasar frío hace que nos refriemos > MITO

    El frío en sí mismo no causa resfriados. El resfriado es una enfermedad causada por virus que se transmiten por contagio de una persona a otra por vía aérea. A pesar de esto, es innegable que es en las estaciones frías cuando se concentra el mayor número de resfriados y esto se debe a los siguientes factores:

    resfriado
    • La exposición a bajas temperaturas hace que el sistema inmunológico se debilite y sea menos eficiente de forma que predispone al cuerpo al desarrolllo de este tipo de enfermedades.

    • La gente pasa más tiempo conviviendo en espacios cerrados y, frecuentemente, poco ventilados.

    • La cambios de temperatura y los bajos niveles de humedad ambiental provocados por las calefacciones provocan la sequedad de las fosas nasales, haciéndolas más susceptibles a los virus del resfriado.

    Las formas más eficaces de prevención son: lavarse las manos con frecuencia, taparse la nariz y la boca en el momento de estornudar o toser, evitar los cambios bruscos de temperatura y la hidratación de las fosas nasales con el uso diario de agua de mar.

  2. 2

    Es imposible comer y respirar al mismo tiempo >Verdad

    El sistema respiratorio está unido al digestivo por lo que, para evitar que nos atragantemos al masticar, la epiglotis cierra las vías respiratorias. De esta forma se evita que la comida acceda por ellas. Por lo tanto, mientras tragamos, estas permanecen cerradas y no podemos respirar simultáneamente.

    green heart no badge
  3. 3

    Meterse los dedos en la nariz cuando somos pequeños afecta a la respiración de adultos > MITO

    Este es un hábito común en los más pequeños cuando exploran su cuerpo o sienten congestión y picor en la nariz. Es cierto que debe corregirse ya que es un acto poco higiénico que puede predisponer a alguna infección, sobre todo si después se tocan los ojos o la boca, pero en ningún caso les ocasionará problemas respiratorios con influencia en la edad adulta.

  4. 4Practicar deporte mejora la calidad DE TU respiración > VERDAD

    Cualquier práctica deportiva que esté adaptada a la edad y las capacidades de la persona que la realice es beneficiosa para la salud y particularmente para el sistema respiratorio. Al realizar ejercicio, hace falta más oxígeno para que la sangre cumpla sus funciones y este aporte extra de oxígeno lo suministran los pulmones a través de un aumento de su frecuencia. Esta demanda extra de actividad hace que, a la larga, el sistema respiratorio se adapte aumentando su fuerza y resistencia, manteniendo flexible la superficie alveolar y manteniendo más tiempo el aire inspirado en los pulmones para que se aproveche mejor todo el oxígeno. Como consecuencia, nuestro cuerpo puede hacer esfuerzos cada vez mayores a nivel respiratorio, la recuperación tras el esfuerzo se hace cada vez más rápido y los pulmones están más limpios.

    practicar deporte
  5. 5No es bueno dormir con plantas en la habitación > MITO

    Se suele decir que no es bueno dormir con plantas en la habitación porque consumen el oxígeno que necesitamos para respirar, pero esto no es del todo cierto. Sí que lo es que, por la noche, cuando las plantas no reciben luz solar, absorben oxígeno y liberan dióxido de carbono para poder sobrevivir, pero la cantidad de oxígeno que utilizan es insignificante y no supone ningún riesgo para nuestra salud. De ser cierto, existiría el mismo riesgo si compartiéramos la habitación con otra persona que consume parte del oxígeno de la sala. Pero esto tampoco es cierto ya que hay suficiente oxígeno como para que esto suponga peligro alguno.

También te puede interesar

Volver arriba