logo care plus
VolverVer más publicaciones

Resfriados de otoño: cómo prevenirlos

17-10-2019

Con la llegada del otoño bajan las temperaturas, aumenta el nivel de humedad en el ambiente y empiezan a surgir los temidos resfriados. Al contrario de lo que se suele pensar, el frío no es el causante directo de que nos resfriemos, sino un virus que ataca a nuestro cuerpo cuando el sistema inmunitario se encuentra debilitado. Eso sí, las condiciones metereológicas concretas de esta estación sí que favorecen la reproducción y la circulación de estos virus entre la población, por lo que merece la pena detenerse a aplicar una serie de medidas de prevención para, por lo menos, intentar evitarlo.

  • ¿Qué es un resfriado común?

    El resfriado común es una infección vírica de las vías respiratorias que puede tener su origen en muchos virus distintos. Sus síntomas suelen durar entre 7 y 10 días y es una patología con una alta tasa de contagio. Por el momento, no existe ningún tratamiento específico para tratarlo, aunque existen fármacos que pueden aliviar y reducir el malestar provocado por los síntomas. Generalmente, es una patología que no presenta complicaciones, aunque en algunos casos puede derivar en patologías más graves como bronquitis, otitis, sinusitis o neumonía.

  • Principales síntomas del resfriado
    • Dolor de garganta
    • Congestión nasal
    • Tos
    • Dolor de cabeza
    • Estornudos
    • Dolor corporal
    pareja con sintomas de resfriado


  • Medidas para prevenir el resfriado

    Como hemos comentado, el resfriado es una patología con una alta tasa de contagio. Las personas infectadas pueden transmitir el virus causante del resfriado a otras personas a través del aire y con el contacto cercano. Desgraciadamente, es muy difícil prevenir completamente un resfriado y evitar cualquier tipo de contacto con los virus. No obstante, existen algunas medidas que podemos aplicar en nuestro día a día que pueden reducir el riesgo a resfriarse:

    • Lavarse las manos frecuentemente a lo largo del día con agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos. En caso de no disponer de agua y jabón, se recomienda usar un gel desinfectante de manos a base de alcohol.
      No tocarse los ojos, la nariz o la boca si no se han lavado previamente las manos. Los virus del resfriado común suelen atacar al cuerpo a través de estas vías, por lo que evitar hacerlo reducirá el riesgo de contagio.
      Desinfectar los objetos o superficies que se tocan con frecuencia mientras se tiene el resfriado: teclado de ordenador, móvil, volante del coche, manillas y pomos de las puertas, etc.
      Ventilar varias veces al día las estancias en las que se pasa más tiempo, como el trabajo o el hogar, especialmente en las que se concentre un mayor número de personas.
      Evitar el contacto cercano con personas infectadas: dar la mano, abrazar, dar besos, etc.
      Mantener la mucosa nasal hidratada realizando lavados nasales diarios con agua de mar es un buen aliado para prevenir el resfriado. Está demostrado que, si la mucosa nasal está excesivamente seca, hay más probabilidad de que accedan los virus.
      Evitar fumar, ya que el humo irrita las vías respiratorias facilitando el acceso de virus y bacterias.
      Llevar una dieta equilibrada con alimentos ricos en vitaminas y minerales.
      Hidratarse bien, especialmente mientras dure el virus, es clave a la hora de evitar y mejorar los síntomas del resfriado.
      Es importante descansar y respetar las horas de sueño para evitar que el sistema inmunitario se debilite.
      Realizar ejercicio de forma regular fortalece las defensas.
    Salud Respiratoria

También te puede interesar

Volver arriba