logo care plus
VolverVer más publicaciones

Ojos hinchados: cuidados y consejos

15-11-2019

El ojo hinchado es uno de lo síntomas que afecta con más frecuencia a nuestra salud ocular y, aunque no es una enfermedad propiamente dicha, puede ser un claro indicador de otros problemas como infecciones, alergias o malas prácticas higiénicas u otras patologías de mayor gravedad que pueden afectar gravemente a la visión.

¿Qué es el ojo hinchado?

Comúnmente hablamos de ojo hinchado aunque, en realidad, lo que se suele hinchar son los párpados. Esto suele pasar cuando existe una inflamación o exceso de fluido en el tejido conjuntivo que rodea el ojo. Esta hinchazón puede venir acompañada, o no, por dolor y puede afectar tanto a los párpados superiores como a los inferiores.

Síntomas

La hinchazón de los párpados es un síntoma en si mismo de una causa subyacente, pero suele ir acompañada por uno o más de los siguientes síntomas:

  • - Ojos irritados y sensación de picor

  • - Enrojecimiento de los párpados y el globo ocular

  • - Dolor

  • - Lagrimeo

  • - Supuración del ojo

  • - Inflamación de la conjuntiva

  • - Visión borrosa

  • - Ojo seco

Si los síntomas persisten, empeoran o cambian, no dudes en acudir a tu oftalmólogo para que pueda hacer un diagnóstico y darte el tratamiento más adecuado.

CAUSAS

Existe una gran variedad de causas o patologías que pueden provocar párpados hinchados y pueden ir desde leves hasta muy graves para la visión. A continuación te detallamos algunas de las más comunes:

  • Alergias

    Las alergias oculares ocurren cuando el sistema inmunológico reacciona ante una sustancia conocida como alérgeno. El polen, las descamaciones de la piel de los animales, algunos componentes de productos cosméticos o el polvo son algunos de los factores que provocan más frecuentemente este tipo de reacciones. Al entrar en contacto con estos alérgenos, los ojos segregan unas sustancias químicas para protegerlos. Estas sustancias pueden llegar a provocar la dilatación de los vasos sanguíneos de los ojos y, por tanto, enrojecimiento, picor, lagrimeo e hinchazón de los párpados.

  • Orzuelos

    Bulto rojizo que aparece en el borde del párpado a causa de una infección de las glándulas sebáceas que provoca una característica hinchazón de la zona acompañada de dolor y lagrimeo. En la mayoría de los casos, el orzuelo desaparece pasadas unas 48 horas. Si los síntomas persisten pasado este tiempo, empeoran o cambian, acude a un oftalmólogo para que estudie el caso.

  • Otras causas:
    • - Un trauma o golpe en el área del ojo puede provocar la inflamación o hinchazón del párpado.

    • - El uso inadecuado de lentes de contacto, ya sea por exceso de uso, mala higiene o por nadar con ellas puestas.

    • - El herpes ocular, transmitido por el virus del herpes común, genera una inflamación de la córnea y los párpados. Existen de distintos tipos y gravedades: pueden abarcar desde una infección leve hasta un problema que ponga en riesgo la visión.

  • Conjuntivitis

    Llamamos conjuntivitis a la inflamación de la capa transparente que recubre la superficie de nuestros ojos, llamada conjuntiva. Existen de varios tipos dependiendo de su origen o causa: alérgica, bacteriana y viral. Todas ellas pueden generar hinchazón de párpados, picor, enrojecimiento y lagrimeo, entre otros síntomas.

  • Blefaritis

    La blefaritis es, en general, un trastorno crónico que implica la inflamación de los párpados por la zona de las pestañas ocasionada por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas. Suele venir acompañada de dolor, descamación de la piel de los párpados y pérdida de pestañas. Sus síntomas pueden ser controlados con el tratamiento adecuado recomendado por un oftalmólogo y con buenas prácticas de higiene ocular.

Tratamiento

El tratamiento para combatir los ojos hinchados dependerá de la causa o patología que los cause y deberá venir determinado por un especialista. En general, si la causa es alérgica, lo síntomas se aliviarán con soluciones oftálmicas antihistamínicas o medicación oral para la alergia. En cambio, si la causa es una infección, como una conjuntivitis o un herpes ocular, la solución normalmente vendrá de la mano de soluciones oftálmicas antiinflamatorias y antibióticos.

Consejos para ojos hinchados

  • 1. El uso de toallitas oftálmicas con tecnología plata está especialmente indicado para la higiene de párpados con blefaritis, hinchazones de párpados y secreciones persistentes. Ayudan a limpiar en profundidad las impurezas presentes en los párpados y la piel sin irritar los ojos ni agredir las capas superiores de la epidermis. Además, la tecnología plata ayuda a proteger y mantener el balance de la flora bacteriana de la piel, ayudando a preservarla frente al riesgo de sobreinfecciones y contribuyendo a su recuperación.

    Se pueden usar de distintas formas dependiendo de su finalidad:

    • - En caliente (máximo 40ºC) para la higiene de los párpados y borde palpebral en casos de blefaritis y secreciones persistentes.

    • - En frío para la higiene en casos de párpados hinchados.

    • - A temperatura ambiente para la higiene cotidiana de la zona periocular y la prevención ante posibles infecciones.

  • 2. Usar maquillaje y productos de belleza que sean hipoalergénicos y sin perfumes reducirá los riesgos de padecer brotes alérgicos.

  • 3. Usar soluciones oftálmicas sin conservantes, ya que algunas personas son alérgicas a ellos.

  • 4. Mantener una buena higiene diaria de los ojos, especialmente si eres usuario de lentes de contacto.

También te puede interesar

Volver arriba