logo care plus
Ver más publicaciones

¿Nunca has usado Agua de mar?
¡Te lo contamos todo!

23-11-2018

La nariz es uno de los órganos de nuestro aparato respiratorio más expuestos al medio ambiente y por eso puede sufrir daños con facilidad. El exceso de calor, el polvo y otros factores pueden dañar tus cavidades nasales y provocar picor, inflamación y molestias que pueden llegar a producir irritaciones de la mucosa nasal y de las vías respiratorias.

La mejor solución para conseguir una nariz sana es hidratarla y lubricarla correctamente, y para conseguirlo recomendamos el uso de agua de mar isotónica o hipertónica, debido a que contiene una concentración de sal muy similar al suero fisiológico.

El agua de mar isotónica tiene una concentración de sales minerales igual a la que tienen las células del cuerpo humano, y que, a su vez, corresponden con una concentración de cloruro de sodio de 9 gramos por litro de agua. El agua de mar hipertónica tiene una concentración de sales minerales más elevada que las células de nuestro cuerpo, de modo que, cuando nuestro organismo entra en contacto con el agua, estas células pierden parte de su contenido de agua para equilibrar la concentración de la solución hipertónica, lo cual deriva en una deshidratación.

Así que ya lo sabes, el agua de mar es perfecta para cuidar tu nariz y la de los más pequeños. Utilízala para hidratar, limpiar las cavidades nasales y prevenir infecciones.

Sigue estos pasos para realizar un lavado nasal óptimo:

Inclina la cabeza y presiona de forma rápida.

Deja actuar unos segundos y limpia el líquido sobrante.

Repite en la otra fosa.

Suénate la nariz con un pañuelo.

Limpia el aplicador nasal con agua.

También te puede interesar

Volver arriba