logo care plus
Ver más publicaciones

¡Me ha entrado algo en el ojo! ¿Qué hago?

14-03-2019

A todos nos ha pasado alguna vez. De repente se nos mete algo en el ojo que nos produce un intenso dolor, irritación, lagrimeo… La reacción inmediata es frotarse el ojo, pero eso es lo último que se debe hacer. Hoy os describimos cuál debe ser el protocolo de actuación en estos casos mediante sencillos consejos que pueden impedir que se produzca una lesión ocular o que esta se agrave.

QUÉ HACER

  • En caso de que lo que se nos haya metido en el ojo sea un producto químico, un elemento puntiagudo o algo que se haya incrustado en el ojo, es importante acudir inmediatamente a un especialista ocular. Si se trata de un agente químico, identificarlo y guardarlo para enseñárselo al servicio de emergencias puede ayudar a que el especialista identifique con facilidad el problema y pueda actuar en consecuencia.

  • Si se trata de polvo, una pestaña, arenilla, restos de maquillaje o un agente similar es importante mantener la calma y no ejercer presión sobre los ojos ni frotarlos. Los ojos tienden a expulsar ese tipo de objetos por sí solos a través del pestañeo y la producción de lágrimas.

  • Si el ojo no es capaz de expulsarlo, es importante que limpies adecuadamente tus manos antes de examinarlo para evitar una posible irritación o infección.

  • Rubia tocándose el ojo

    Examina el ojo en un área bien iluminada y frente a un espejo, o bien pide ayuda a alguien. Para encontrar el agente externo, abre bien el ojo y mira arriba y abajo y luego de lado a lado.

  • Una vez localizado el objeto, puedes utilizar una gasa, algodón o unas toallitas oftálmicas estériles para limpiar tu ojo e intentar sacarlo o usar una solución oftálmica para ayudar a la acción de las propias lágrimas.

  • También puedes intentar lavar el ojo con un suave chorro de agua, dejando que resbale desde el puente de la nariz hasta la parte más externa del ojo, con el objetivo de arrastrar la partícula que crea la molestia.

  • Si sigues sintiendo dolor en el ojo, sensibilidad a la luz, enrojecimiento, sequedad, lagrimeo, inflamación del párpado o visión borrosa, acude inmediatamente a un médico especialista.

QUÉ NO HACER

  • Frotar los ojos o ejercer cualquier tipo de presión sobre ellos. Esto podría provocar una lesión en la córnea o una infección.

  • No tomes fármacos antiinflamatorios no esteroideos como aspirinas o ibuprofenos. Este tipo de fármacos son anticoagulantes y pueden aumentar el sangrado.

  • Si te ha entrado un producto químico en el ojo, asegúrate de que no tenga una reacción peligrosa al entrar en contacto con el agua. Si ese es el caso, no uses lágrimas artificiales ni lo laves con agua, y acude a un centro de salud lo antes posible.

Hombre que le están revisando el ojo Mujer morena que se toca el ojo
Huggle

También te puede interesar

Volver arriba