logo care plus
VolverVer más publicaciones

ESTRÉS OCULAR: CÓMO AFECTAN LAS PANTALLAS A TU VISTA

30-05-2019

Suena la alarma del móvil, la apagas y compruebas el correo y las redes sociales antes de levantarte. Llegas al trabajo y pasas 8 horas frente a una pantalla de ordenador. Vuelves a casa y ves un episodio de tu serie favorita en la tele, quizás otro desde la cama con la tablet. Y, para acabar, antes de dormir das el último repaso a tus mensajes y a tus redes sociales.

Cada vez son más las horas que pasamos estando frente a pantallas digitales, ya sean de ordenador, tablet, teléfono móvil o televisor. Esta sobreexposición puede llegar a generar la sensación de estrés o fatiga ocular, un trastorno cada vez más común en la sociedad actual. No hay que confundir esta fatiga con patologías como la presbicia o vista cansada. Aunque la sensación de estrés puede ser molesta, no suele ser grave y acostumbra a desaparecer una vez la vista ha descansado correctamente.

Los síntomas más comunes de este estrés visual suelen ser:
  • Sequedad ocular. La fatiga provoca una deficiencia en la producción de flujo lagrimal, el líquido que se encarga de mantener la superficie del ojo lubricada. Como consecuencia, el ojo se seca y se produce la sensación de tener “arena” en él, provocando irritación, visión borrosa y picor.

  • Hipersensibilidad a la luz. La exposición prolongada a dispositivos electrónicos puede llegar a provocar cierta incomodidad y a dificultar la visión ante determinadas intensidades de luz.

  • Ojos lagrimosos. Ante la sequedad ocular, el ojo reacciona produciendo un continuo y excesivo lagrimeo para ayudar a eliminar lo que él detecta como un cuerpo extraño.

  • Dolor de cabeza. El estrés y los problemas oculares generan un aumento de la tensión que puede llegar a provocar cefaleas o, en los casos más graves, migrañas.

Consejos para prevenir el estrés ocular

Identificar los factores que nos provocan estrés ocular e intentar modificar la situación para minimizar sus efectos debería ser una prioridad en el mantenimiento de nuestra salud visual:

  • Como mínimo una vez cada hora, realizar descansos visuales de la pantalla del ordenador enfocando la vista en un objeto lejano durante al menos 20 segundos. También se pueden aprovechar estos descansos para realizar otras actividades como llamadas telefónicas, preparar un café o caminar brevemente.

  • Prestar atención a la iluminación es fundamental para prevenir el estrés ocular. Es importante no tener ni demasiada luz, ni poca. También se deben intentar evitar los reflejos, la iluminación demasiado brillante y los excesos de contraste de algunas pantallas.

  • Utilizar una solución oftálmica hidratante. Aplicar unas gotas en los ojos en los momentos de mayor sequedad o estrés visual proporciona un alivio inmediato de la irritación y la sensación de cuerpos extraños provocados por la sobreexposición a dispositivos electrónicos.

  • Asegurarse de que, en caso de llevar gafas o lentes de contacto, la graduación sea la adecuada.

  • Ajustar la pantalla del ordenador. Mantener una distancia mínima de 40 cm respecto a la pantalla del ordenador y a una altura que no obligue a mover la cabeza para leer.

  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos idealmente desde las dos horas previas a irse a dormir ayudará a conseguir un descanso ocular mucho más satisfactorio.

mujer con dolor de cabeza hombre poniendose gotas
corazon care plus

También te puede interesar

Volver arriba