logo care plus
VolverVer más publicaciones

Especial invierno: el cuidado ocular y respiratorio de toda la familia

02-01-2020

Acaba de llegar el invierno y con él se inaugura la época en la que aparecen más casos de resfriados y gripes. Con las fechas navideñas tan cerca, es especialmente importante invertir algo de tiempo en el cuidado ocular y respiratorio de toda la familia para prevenir ciertas afecciones y tratarlas llegado el caso. ¡Toma nota de los siguientes consejos y no dejes que el invierno te pille por sorpresa!

¿Cómo afecta el invierno a tu salud ocular y respiratoria?

En esta estación el frío y el viento de la calle contrastan fuertemente con los ambientes más cálidos y secos de los interiores. El uso de la calefacción es el causante de la escasa humedad, lo que puede provocar daños como, por ejemplo, la sequedad ocular y la sequedad de las vías respiratorias.

En cuanto a los ojos, el frío y el viento pueden afectar en la producción de la lágrima necesaria para la hidratación natural y correcta del ojo, lo que provoca una molesta sensación de ardor, picor o quemazón. Además, el viento lleva consigo polvo y suciedad que puede acabar introduciéndose en nuestros ojos, provocando irritaciones.

En el caso de las fosas nasales, un resfriado o una gripe pueden derivar en rinorrea, congestión nasal, tos, estornudos e incluso en irritación ocular producida por la inflamación del conducto lacrimal.

Cuidado y prevención

La mejor manera de cuidar la salud ocular y respiratoria de toda la familia en invierno es prevenir la transmisión y controlar los síntomas:

  • - El uso diario de agua de mar, incluso cuando no existe congestión ni mucosidad, protege eficazmente contra el resfriado y otras complicaciones manteniendo las fosas nasales hidratadas.

  • - En época de proliferación de resfriados, es especialmente importante lavarse las manos con frecuencia con agua tibia y jabón o con un gel desinfectante con alcohol.

  • - Procura ventilar los espacios un mínimo de 10 minutos al día ya que los ambientes cerrados son propicios para que los resfriados proliferen.

  • - En invierno solemos cometer el error de pensar que no es necesario proteger nuestros ojos de los rayos UV, pero es una rutina que no deberíamos abandonar tampoco en los meses más fríos mediante el uso diario de gafas de sol.

lavar manos regular calefaccion
Ante los primeros síntomas de resfriados deberíamos...
  • - Mantener los ojos siempre hidratados con una solución oftálmica hidratante.

  • - Limpiar los ojos al final del día con toallitas oftálmicas estériles para retirar cualquier tipo de suciedad o restos de maquillaje que se haya podido acumular.

  • - Regula la calefacción e intenta alejarte del chorro de aire directo, especialmente si te da en los ojos.

  • - Durante el resfriado, evita utilizar maquillaje o lentes de contacto para no irritar más los ojos.

  • - El lavado nasal con agua de mar es clave durante los primeros síntomas del resfriado ya que ayuda a descongestionar la nariz tapada y a la eliminación del exceso de mucosidad.

  • - Si te entra algo en los ojos debido al viento, evita frotártelos con las manos y usa una solución fisiológica para limpiarlos.

También te puede interesar

Volver arriba