logo care plus
VolverVer más publicaciones

Cuidados bucales: Especial fiestas

02-01-2020

La Navidad es época de celebraciones, de encuentros familiares y de largas comidas en torno a una mesa llena de deliciosos platos, bebidas y dulces. El aumento de consumo de estos productos respecto a nuestra vida diaria hace que sea especialmente importante extremar la prevención y el cuidado de nuestra salud bucodental durante estas fechas y los días posteriores. Para no sufrir las consecuencias negativas de estos excesos navideños que, por otra parte, tanto disfrutamos, te traemos una lista de sencillos consejos para conservar una dentadura sana y bonita durante y después de las fiestas. ¡Empezamos!

1.Imprescindible: el cepillado dental

Después de cada ingesta de comida, especialmente si esta ha sido copiosa y acompañada de dulces, es imprescindible cepillarse los dientes durante al menos dos minutos. Para una limpieza completa, también será necesario acompañar el cepillado con el uso de seda o hilo dental y un enjuague bucal, especialmente antes de acostarse.

Turron

2.Limitar el consumo de turrón

Sabemos que es duro: el turrón y limitar el consumo de turrón. No nos atreveríamos a privarte del placer de comerlo, pero restringir su consumo será especialmente beneficioso para tu salud bucal. No obstante, no todos son igual de perjudiciales. Es mejor el turrón duro que el blando, ya que el último contiene más cantidad de azúcar. En el caso del turrón de chocolate, cuanto más porcentaje de cacao contenga - y menos azúcar - mejor.

Golosinas

3.Cuidado con los dulces

Lo mismo pasa con el resto de dulces que se sacan a última hora en la sobremesa. Las golosinas o los dulces blandos contienen un alto porcentaje de azúcar y favorecen la aparición de las bacterias productoras de caries. Además, también provocan la inflamación de las encías y pueden llegar a engancharse en los aparatos de ortodoncia y prótesis dentales o a destrozar un empaste.

4.Refrescos y bebidas azucaradas

Este punto sin duda puede aplicarse a todo del año. Los refrescos o bebidas azucaradas son especialmente agresivos para los dientes. El azúcar que contienen se acumula en la boca y alimenta a las bacterias que causan las caries, además de dañar el esmalte y teñir los dientes con antiestéticas manchas.

Al contrario de lo que se suele pensar, no es recomendable cepillar los dientes inmediatamente después de consumir este tipo de refrescos ya que, en ese momento, el esmalte se encuentra muy débil y se puede dañar al cepillarlo con la acción de la pasta de dientes. Como en el resto de los casos, es preferible esperar al menos media hora para cepillar los dientes con normalidad.

5.Alcohol y tabaco

Es recomendable restringir todo lo posible el consumo de alcohol durante las fiestas pero, en caso de hacerlo, es mejor ingerir vino tinto, al contrario de lo que se pueda pensar, antes que vino blanco o champán, que son más agresivos para el esmalte.

En cuanto al tabaco, es perjudicial para la salud en general y los dientes no escapan de ello. Su consumo deteriora profundamente la salud de los tejidos bucales y provoca una pérdida de la permeabilidad de las mucosas, es decir, empeora la oxigenación general de todo el tejido. A nivel estético, la nicotina y el alquitrán que contiene el tabaco tiñe los dientes e incluso las prótesis dentales de las personas que fuman. También es el causante de problemas de halitosis o mal aliento.

También te puede interesar

Volver arriba