logo care plus
VolverVer más publicaciones

Cuidado ocular en verano: todo lo que necesitas saber

10-07-2019
¿Proteges tus ojos lo suficiente en verano?

El cuidado ocular es fundamental durante todo el año, por este motivo, no debemos descuidar nuestra visión ahora que ha llegado el buen tiempo y queremos disfrutar del sol y del calor. Desde Care+ queremos darte unos consejos para mantener y cuidar tu salud ocular.

  • Gafas de sol

    Y no unas cualquiera. Invertir en unas gafas de sol de calidad que te protejan de los rayos UV al 100% hará que evites futuros problemas. Nosotros te recomendamos unas lentes polarizadas ya que estas eliminan los reflejos y contribuyen a disminuir la intensidad de la luz estival. Este consejo también es importante para los más pequeños y mayores de la casa.

  • Sombreros y gorras

    Además, están de moda. Llevar un sombrero, gorra o cualquier accesorio que tape tu cabeza y dé sombra a tus ojos para que los rayos UV tengan menos posibilidades de entrar por ningún hueco.

  • Higiene ocular

    Antes y después de darte un chapuzón en la piscina o en la playa, lava tus ojos con agua dulce y sécalos con un pañuelo limpio. Con este gesto estarás protegido del cloro y otras bacterias. Y nunca utilices la toalla o una camiseta para secarlos, ya que estas podrían estar sucias de arena, cloro o cualquier elemento irritante que pueda haber en el espacio en el que te encuentres.

  • hombre duchandose
  • Limpieza de manos

    Como bien sabes, lavarse las manos a menudo durante todo el año es muy importante para la higiene ocular. La contaminación —que a veces aumenta con el calor—, la brisa de la playa… hay ciertos elementos del ambiente que pueden producirte sensación de picor en los ojos y no puedas evitar frotártelos, por esto, si tus manos están siempre limpias no contraerás infecciones no deseadas.

  • Parpadear

    El parpadeo es un mecanismo natural para hidratar nuestros ojos. Durante el verano, el aire acondicionado y el calor seco aumentan la sequedad ocular. Si parpadeas a menudo conseguirás que tus ojos estén bien hidratados y, en el caso de notarlos demasiado secos, puedes utilizar una solución oftálmica hidratante para aliviarlos.

  • hombre duchandose
  • Gafas de buceo

    Ya hemos hablado de la importancia de unas buenas gafas de sol pero en el agua también son importantes. Las gafas de piscina o de buceo protegerán tus ojos del cloro, la sal marina, los hongos y las bacterias. Este consejo es especialmente útil para los niños, ya que estos tienden a abrir los ojos bajo el agua.

  • Mirar directamente al sol

    Parece muy evidente pero, tanto si llevas gafas de sol y todavía menos si no las llevas, nunca debes mirar directamente al sol ya que podría dañar tus ojos. Tampoco es recomendable pasar demasiadas horas expuesto al sol, así como tomarlo durante las horas de más intensidad (entre las 12 h y las 16 h).

También te puede interesar

Volver arriba