logo care plus
VolverVer más publicaciones

Consecuencias de llevar aparatos dentales

27-01-2021

Tener unos dientes perfectos no es solo cuestión de estética. La posición de la dentadura es fundamental para conseguir una buena salud bucal.

En la boca se encuentran muchas terminaciones nerviosas y la alineación de las piezas dentales pueden provocar muchas molestias, dolores de cabeza o incluso entorpecer el proceso digestivo.

Es por ello, que mucha gente se decide a ponerse aparatos dentales para corregir la posición dental y mejorar su salud bucodental.

Pero ¿qué consecuencia comporta para la salud el uso de brackets?, ¿es tan molesto como se cree?

No te preocupes, porque todas estas dudas quedarán resueltas a continuación. ¿Preparad@?

1. Mayor sensibilidad en los dientes

Durante el tratamiento, los dientes cambian de posición y se vuelven más sensibles, lo que puede originar una sensación molesta y dolorosa.

Para disminuir estas molestias, es fundamental que cambiemos y adaptemos nuestra dieta habitual, fijándonos en la textura y consistencia de los alimentos y evitando, en el caso de que el dolor fuese muy molesto, los alimentos duros.

Es muy importante elegir aquellos alimentos más blandos y que no requieran mucho esfuerzo para la dentadura y musculatura bucal, como los purés y los alimentos cocidos.

El objetivo es conseguir que el trabajo de nuestra dentadura sea mínimo para paliar el dolor durante los primeros días del tratamiento.

Recuerda cepillarte correctamente los dientes después de cada comida para evitar que los restos de comida se acumulen entre los brackets. Las tabletas limpiadoras te ayudaran a limpiar y evitaran la acumulación de la placa bacteriana, sarro y manchas antiestéticas.

Cepillarse los dientes

2. Aparición de aftas bucales

Pero la sensibilidad en los dientes no es la única sintomatología que padecerás, ya que debido a los materiales utilizados en los brackets es muy habitual que aparezcan pequeñas llagas en las mejillas, sobre todo durante la primera semana.

Una mala posición a la hora de dormir, el roce con el metal de los brackets, pequeños golpes… son algunos de los principales responsables de la aparición de estas pequeñas lesiones.

Para evitar el dolor molesto que ocasionan estas pequeñas heridas es muy importante utilizar sprais, geles o culutorios para aftas bucales que alivian el dolor, formando una capa protectora, y sellan los tejidos lesionados, permitiendo una curación natural.

Estos remedios también previenen su aparición, ya que proporciona lubricación e hidratación de la mucosa oral.

Además, será mejor que evites comer alimentos ácidos, como la piña, calientes y de textura rugosa, como la corteza del pan, ya que van a retrasar la cura de estas aftas bucales y el dolor será bastante molesto.

Aftas bucales

3. Dolor en la mandíbula y en las piezas dentales

Otro de los síntomas que aparecerá suele darse durante el proceso de adaptación o después de visitar a tu dentista para que te ajuste los brackets.

Los dientes están más sensibles debido a la fuerza que ejercen los aparatos, por lo que la mandíbula estará resentida y empecerá a aparecer el dolor.

Pero no te preocupes, porque esa sensación durará 2 o 4 días y disminuye, e incluso llega a desaparecer, durante la mayor parte del tratamiento.

También te puede interesar

Volver arriba