logo care plus
VolverVer más publicaciones

¿Cómo ha afectado el confinamiento al embarazo?

04-03-2021

Intentar llevar un embarazo tranquilo ha sido misión imposible durante el confinamiento.

El sedentarismo impuesto durante algunos meses y por consecuente la reducción de la actividad física y un aumento en el número de horas que han tenido que pasar sentadas las embarazadas han sido algunos de los cambios que más han afectado a la salud de las futuras madres.

Es cierto que, la falta de ejercicio es perjudicial para cualquier persona, pero en el caso de las embarazadas la cosa empeora, ya que el deporte es esencial para evitar patologías durante el embarazo.

Todo cambió

Uno de los mejores deportes para las embarazadas es caminar. La dificultad de este ejercicio es muy baja, no requiere mucho esfuerzo por parte de la embarazada y, además, se puede practicar tanto sola como acompañada.

Pero el confinamiento ha obligado a disminuir el tiempo que dedicaban a caminar y se ha calculado un descenso de casi un 60%.

Este cambio en las rutinas de ejercicio, junto con el aumento de la ansiedad por el miedo al contagio o la incertidumbre que generaba la situación, han provocado efectos negativos en la calidad de vida de las mujeres embarazadas.

Caminar por la playa

Además, más de la mitad se vieron obligadas a interrumpir sus clases de preparación al parto porque se suspendieron durante ese periodo. Tan solo el 20% de las mujeres embarazadas pudieron seguir estas preparaciones mediante sesiones online.

Cambios alimentarios

La alimentación de las embarazadas fue otro de los factores que se vio alterado durante el confinamiento.

Estas alteraciones fueron ocasionadas por el estrés que se generó durante ese periodo.

No poder salir de casa provocó muchas alteraciones psicológicas en las embarazadas que se angustiaban al ver las complicaciones que había en los hospitales y que dificultaban tener una etapa de preparación al parto segura y cómoda.

Alimentación

Esa ansiedad, fruto de la situación de estrés, habría podido favorecer al aumento del consumo de alimentos azucarados. Un factor que no ayudaba a los niveles de seratonina que aumentaban debido al azúcar.

La seratonina produce una sensación de bienestar, pero a su vez incrementa el riesgo de padecer determinadas enfermedades como sobrepeso, diabetes gestacional o problemas cardiovasculares. Y aunque no es tan habitual, también pueden producir macrosomia fetal, el exceso de peso del niño en el momento del parto.

Hay que tener mucho cuidado con estas patologías, ya que pueden poner en riesgo la salud del bebé y de la madre.

Qué hacer

Por suerte, actualmente, la situación ha mejorado y se puede salir de casa para practicar algún deporte al aire libre, respetando siempre las normas y restricciones sanitarias de cada territorio.

  • Ya no hay excusas. Si tienes alguna montaña cerca o algún espacio donde puedas caminar manteniendo la distancia de seguridad y siempre con la mascarilla puesta debes destinar entre 20 o 30 minutos diarios a caminar. Además de activar a tu organismo también se liberan endorfinas que calman al sistema nervioso.

  • Mantener la mente ocupada. Si una situación te genera estrés debes poner remedio. La Covid-19 ha generado muchísima sobreinformación y a su vez ha generado mucho estrés, por ello es aconsejable dejar que la mente descanse y evitar estar constantemente leyendo y escuchando las noticias. Intenta aprovechar el tiempo para llevar a cabo algunos de tus hobbies favoritos como leer o cocinar.

  • Aprender a controlar la respiración. Puede que no le demos mucha importancia, pero la respiración puede ayudarnos a reducir el ritmo cardíaco, controlar las emociones y conciliar el sueño.

También te puede interesar

Volver arriba